Jueves, 10 de julio de 2008



Sir Winston Leonard Spencer Churchill
, KG, OM, CH, TD, FRS, PC (Can) (Palacio de Blenheim, 30 de noviembre de 1874 - Londres, 24 de enero de 1965) fue un estadista, historiador, escritor y orador británico. Recibió el Premio Nobel de Literatura en 1953. Se le concedió por sus obras históricas, sus artículos periodísticos y por sus brillantes discursos, que lo erigen como uno de los principales oradores del siglo XX.

Descendiente del duque del Marlborough e hijo de lord Randolph Churchill, destacado político conservador, tras estudiar en Harrow, se alistó en el ejército británico. Combatió en la India, en Sudán y en Sudáfrica. Aprovechó sus sucesivos destinos para trabajar como corresponsal, lo que le permitió financiar sus viajes. La popularidad que alcanzó le permitió dedicarse a la política.

En 1911 fue nombrado primer lord del Almirantazgo. Durante la Primera Guerra Mundial fue considerado uno de los responsables del desastre del desembarco de Gallípoli. Marchó al frente donde comandó una unidad de combate en primera línea. Tras ser eximido de su culpa por el parlamento, pasó a ser ministro de municiones. Hacia el final del conflicto sería ministro de guerra y ministro del aire.

Durante el período de entreguerras fue nombrado ministro de hacienda por Stanley Baldwin. Sin embargo, en los años treinta caería en desgracia debido a su oposición a la política de apaciguamiento seguida por los gobiernos conservadores y laboristas. El advenimiento de Hitler al poder no hizo más que aumentar sus advertencias.

Al empezar la Segunda Guerra Mundial volvió al gobierno. Fue nombrado de nuevo primer lord del Almirantazgo y, en mayo de 1940, fue elegido primer ministro, en sustitución de Neville Chamberlain, que dimitió tras el desastre de Noruega. El ejemplo de Churchill y su magnífica oratoria le permitieron mantener la cohesión espiritual del pueblo británico en las horas de prueba que significaron los bombardeos sistemáticos de Alemania sobre Londres y otras ciudades del Reino Unido. Finalmente, aunque los aliados ganaron la guerra, Churchill perdió las elecciones de 1945 ante el laborista Atlee.

En 1951 Churchill volvió a ser Primer Ministro, si bien delegó cada vez más tareas en sus ministros. En enero de 1955 dimitió por motivos de salud. Le sucedió en el cargo Anthony Eden. Al morir, en 1965, el pueblo británico le rindió un gran homenaje. Se celebró un funeral de estado, honor que durante el siglo XX solamente recibieron Lord Roberts y él.

 

Los primeros años

John Churchill, 1er Duque de Marlborough.
John Churchill, 1er Duque de Marlborough.

Churchill era hijo de lord Randolph Churchill, tercer hijo del séptimo duque de Marlborough, y de la estadounidense Jennie Jerome, hija de un millonario americano, Leonard Jerome. Winston Churchill descendía de John Churchill, primer duque de Marlborough y era primo del octavo duque.

La niñez de Churchill transcurrió principalmente en internados escolares, incluyendo el Headmaster's House del colegio de Harrow. Una anécdota interesante es que en su examen de admisión en la materia de latín, escribió el título de la materia, su nombre y el número 1 seguido de un punto y nada más, ya que no tenía idea de qué escribir. Fue aceptado a pesar de este desliz, si bien se le asignó en la división más atrasada del colegio donde principalmente se enseñaba inglés, materia en la cual siempre destacó. Actualmente en Harrow existe el premio Churchill que se otorga a ensayos en inglés.

En el tiempo de su estancia en Harrow, raramente era visitado por su madre, a la cual adoraba y a quién escribía cartas frecuentes pidiéndole que le visitara o que le permitieran viajar para visitarla. Siguió la carrera de su padre, pero apenas existió relación entre ellos. En una ocasión, en 1886, Churchill exclamó "mi padre es el canciller del Exchequer y algún día eso es lo que voy a ser yo". La experiencia de su solitaria y desolada niñez la llevó consigo por toda su vida.

Churchill no progresó mucho en Harrow, siendo regularmente castigado por su deficiente trabajo y su falta de dedicación. Tenía una personalidad independiente y rebelde y no logró alcanzar muchos méritos a nivel académico, suspendiendo diversas materias, excepto matemáticas e historia, en las cuales con frecuencia estaba colocado entre los mejores alumnos. Pero su negativa a estudiar los clásicos evitó cualquier mejora en Harrow.

El hecho de su fracaso en la escuela es algo que el mismo Chruchill propagó como un acto de rebeldía contra su padre. A pesar de todo esto, logró ser el campeón de esgrima de la escuela.

 

Carrera militar

La reina Victoria I, soberana de Gran Bretaña y sus colonias durante la juventud de Churchill, en el año de su jubileo, 1887.
La reina Victoria I, soberana de Gran Bretaña y sus colonias durante la juventud de Churchill, en el año de su jubileo, 1887.

Churchill se graduó en la Real Academia de Sandhurst. Se unió al ejército cuando tenía 21 años como subalterno en el regimiento IV de Húsares. Este regimiento estaba estacionado en Bangalore, India. Cuando llegó a la India sufrió un accidente que le dislocó el hombro, lo cual le provocó dolores y molestias durante el resto de su vida.

En la India la principal ocupación del regimiento de Churchill era jugar al polo. El equipo tuvo bastantes éxitos, siendo el primer regimiento del Sur de la India en ganar la Copa Inter-Regimientos. Churchill también dedicó bastante tiempo a cultivarse, leyendo gran cantidad de libros.

Durante el periodo en el que permaneció en la India, Churchill buscó la forma de tomar parte en los principales conflictos coloniales del imperio británico. En 1895 viajó a Cuba, donde observó los combates entre las tropas españolas y los rebeldes. El periódico Dayly Graphic financió su viaje a cambio de que escribiera artículos sobre lo que fuera viendo. Tuvo su primera experiencia en una guerra al verse expuesto al fuego cruzado de ambos bandos el día que cumplía 21 años. Aprovechó este viaje para visitar los Estados Unidos, siendo presentado a la sociedad de Nueva York por uno de los amantes de su madre, Bourke Cockran. En 1897 Churchill trató de ir a los Balcanes cuando estalló la guerra entre Turquía y Grecia, pero ésta terminó antes de que pudiera llegar. Siguió camino a Inglaterra para disfrutar de un permiso, pero mientras retornaba se inició la rebelión Pathan en la frontera noroeste de la India, por lo que regresó inmediatamente a la India para participar en dicha campaña.

El comandante de la expedición, Sir Bindon Blood, le prometió a Churchill que podría unirse a su ejército. La campaña contra los Pathans duró solamente seis semanas. Por otra parte, siguió escribiendo artículos para periódicos como The Pioneer y el Daily Telgraph. En octubre de 1897, Churchill regresó a Inglaterra y publicó su primer libro, The Story of the Malakand Field Force, en el que narra sus vivencias durante la campaña.

Si bien estaba estacionado en la India, Churchill se las arregló para obtener varios permisos. Cuando Lord Kitchener organizó la campaña para reconquistar Sudán, Churchill trató de unirse á su ejército, pero Kitchener se opuso. Churchill comenzó a mover todos sus contactos, incluyendo al entonces primer ministro, lord Salisbury. Finalmente Churchill logró su objetivo y se unió al regimiento 21º de lanceros (decisión que era competencia del ministerio de guerra, no de Kitchener). Simultáneamente trabajaba como corresponsal del Morning Post. En Sudán, participó en la batalla de Omdurman, en la que se produjo la última carga de caballería de los británicos en esta guerra. En octubre de 1898 regresó a Inglaterra y comenzó a escribir The River War, obra de dos volúmenes publicada en 1899.

Ese mismo año, Churchill dejó el ejército y comenzó su carrera política. Se presentó como candidato conservador en el distrito electoral de Oldham, pero no logró ser elegido. Obtuvo la tercera posición en un distrito al que le correspondían únicamente dos representantes en el Parlamento.

El 12 de octubre de 1899 Churchill fue enviado como corresponsal del diario The Morning Post para cubrir la Segunda Guerra Anglo-Bóer. Ya en Sudáfrica, Churchill viajaba en un tren del Ejército Británico al mando de Aylmer Haldane. El tren fue descarrilado por los bóers. Churchill, a pesar que no era un combatiente, tomó el mando de la operación. Logró reparar la vía y la locomotora, así como la mitad de los vagones, los cuales transportaron a los heridos a una zona segura. Churchill no tuvo tanta suerte y fue hecho prisionero por los bóers y enviado al campo de prisioneros en que se habían convertido las Escuelas Modelo del Estado de Pretoria, junto con varios oficiales y soldados británicos.

Churchill escapó del campo. Sin embargo, se creó gran controversia, ya que se le acusaba de haber abandonado a Haldane. Más tarde se comprobó que éste no se atrevió a saltar las rejas del recinto. Una vez libre, Churchill recorrió 480 km hasta llegar a la bahía de Dalgagoa en Lourenco Marques, una colonia portuguesa. Contó con la ayuda de un administrador de minas inglés, que le proporcionó cobijo en una, y posteriormente lo escondió en un tren que salía del territorio controlado por los bóers. Esta aventura le proporcionó a Churchill cierta notoriedad durante algún tiempo, si bien en lugar de regresar a su país se dirigió a Durban y se unió al ejército del General Redvers Buller en su marcha para liberar la ciudades de Ladysmith y Pretoria. Esta vez, si bien seguía siendo corresponsal de guerra, Churchill obtuvo una comisión en la caballería ligera de Sudáfrica. Luchó en la Batalla de Spion Kop y fue uno de los primeros en entrar en Ladysmith y Pretoria. Churchill y su primo, el Duque de Marlborough, lograron ser los primeros en entrar en Pretoria, obteniendo la rendición de los guardias bóers que vigilaban el campo de prisioneros británicos en esa ciudad.

Los dos libros escritos por Churchill acerca de la guerra de los bóers, London to Ladysmith vía Pretoria e Ian Hamilton's March fueron publicados en mayo y octubre de 1900 respectivamente.

 

Trayectoría política

Churchill en 1912.
Churchill en 1912.

A su regreso de Sudáfrica, Churchill volvió a presentarse como candidato para Oldham en las elecciones de 1900. Fue elegido, pero en lugar de asistir a la apertura del Parlamento, se marchó de gira a través del Reino Unido y los Estados Unidos pronunciando discursos y logrando recaudar 10.000 £. Hay que tener en cuenta que los miembros del Parlamento no recibían honorario alguno y Churchill no era un hombre rico, aunque sí pertenecía a una familia influyente. En los Estados Unidos, Mark Twain lo presentó como orador en uno de sus discursos. Cenó con Theodore Roosevelt, en aquel entonces vicepresidente de los Estados Unidos.

En febrero de 1901 Churchill regresó a Inglaterra y una vez instalado en el Parlamento se asoció con un grupo de disidentes del Partido Conservador liderados por Lord Hugh Cecil, los cuales fueron referidos como los Hughligan o "Hooligans". Durante la primera sesión del Parlamento, Churchill se opuso, en contra de la opinión mayoritaria dentro de su partido, al presupuesto presentado por el gobierno para el ejército, el cual consideró como extravagante. En 1903 sus puntos de vista comenzaron a diferir de los de lord Hugh. También se opuso al líder del partido conservador, Joseph Chamberlain, quien propuso reformas de tarifas arancelarias bastante extensas, tratando de proteger a través de estas tarifas la preeminencia de la Gran Bretaña en el mundo económico. Esto originó una profunda animadversión hacia él por parte de los miembros de su partido. En una ocasión, mientras hacía uso de la palabra, los parlamentarios conservadores se retiraron del hemiciclo. El distrito electoral de Oldham le retiró su apoyo, si bien lo siguió representando hasta la elección general de 1906.

En 1904 la insatisfacción de Churchill con los conservadores y su atracción por el Partido Liberal era tal que, después de un receso del Parlamento, cruzó la sala y se sentó en la bancada de los liberales. Como liberal siguió haciendo campaña para lograr eliminar las tarifas arancelarias y encaminar a los países occidentales hacia una política de mercado libre. Cambió su distrito electoral y se presentó por el de Manchester North West, consiguiendo la victoria en las elecciones generales de 1906.

Entre 1903 y 1905 Churchill escribió el libro Lord Randolph Churchill, la biografía de su padre. Fue publicada en 1906 y acogida como una obra maestra, a pesar que algunas de las características menos atractivas de su padre fueron suavizadas.

 

Oficina Ministerial

Winston Churchill observando los disturbios del 11 de enero de 1911 en Sidney Street entre un grupo de anarquistas y la policía.
Winston Churchill observando los disturbios del 11 de enero de 1911 en Sidney Street entre un grupo de anarquistas y la policía.

En diciembre de 1905, los liberales sustituyeron a los conservadores en el gobierno, siendo nombrado Henry Campbell-Bannerman primer ministro. Churchill se convirtió en el viceministro para las colonias, sirviendo a Victor Bruce, el 9º conde de Elgin, quién era su superior. La primera misión de Churchill fue participar en la elaboración de una constitución para los territorios de Transvaal y la Colonia del Río Orange en Sudáfrica, después de la derrota de los boers. También se encargó del problema de la esclavitud china en las minas de Sudáfrica. Pronto Churchill se convirtió en uno de los miembros más prominentes del gabinete y, cuando Campbell-Bannerman fue sustituido por Herbert Henry Asquith en 1908, Churchill fue nombrado presidente de la dirección de comercio. En aquella época, un nuevo ministro tenía que buscar la reelección en su distrito electoral. Churchill perdió las elecciones en Manchester, pero pronto logró ser elegido en el distrito de Dundee.

En 1910 Churchill fue promovido a ministro de asuntos internos. Sus actuaciones produjeron grandes polémicas. En una fotografía que se hizo famosa en aquel tiempo, Churchill aparece haciéndose cargo en enero de 1911 del llamado sitio de Sídney Street, viendo desde una esquina la batalla que se estaba llevando a cabo entre un grupo de anarquistas que habían asaltado un edificio y la guardia escocesa. Un incendio estalló en el edificio y Churchill se negó a llamar a los bomberos, forzando a los anarquistas a elegir entre la rendición o la muerte.

En 1911 Churchill fue nombrado primer lord del Almirantazgo, un puesto que ocuparía durante el inicio de la Primera Guerra Mundial. Como tal, impulsó importantes reformas militares, incluyendo el desarrollo de la aviación naval, tanques y el cambio de combustible de carbón a petróleo. También llevó a cabo masivas obras de ingeniería, asegurándose los derechos sobre los campos petrolíferos de Mesopotamia en 1907, utilizando los servicios secretos británicos a través de la compañía Royal Burmah Oil.

Caricatura de Winston Churchill realizada cuando era primer lord del Almirantazgo.
Caricatura de Winston Churchill realizada cuando era primer lord del Almirantazgo.

En 1915, Churchill, como primer lord del Almirantazgo, tuvo relación con el caso del hundimiento del RMS Lusitania. Existen documentos cuyos detalles han señalado, según ciertos historiadores, que el Primer Lord del Almirantazgo podría haber sido negligente al dejar al barco sin escolta, lo que habría propiciado el hundimiento de este navío, con el fin de hacer entrar a EE. UU. en la guerra. Sin embargo, la mayoría de los historiadores recelan de esa teoría, puesto que una entrada prematura de EE. UU. habría privado a los británicos de los convoyes americanos. Estos serían suspendidos durante cierto tiempo, ya que los estadounidenses no habían desarrollado lo suficiente su industria de guerra como para poder hacer frente al mismo tiempo a las necesidades británicas y a las suyas en el año 1915.

El desarrollo de un tanque de batalla fue financiado con fondos originalmente dirigidos a la investigación naval y si bien, una década después, el desarrollo del tanque fue considerado como una obra genial, en aquella época se vio como un desvío ilegal de fondos. El tanque fue utilizado en 1915 pero no en una forma eficiente, ni como lo había ideado Churchill, es decir, una flota de tanques que tomara por sorpresa a los alemanes, abriendo largas secciones de trincheras aplastando las defensas de alambre de púas.

Tanque Churchill Mk VII. Winston Churchill fue uno de los principales impulsores del desarrollo del tanque, aunque no estuvo satisfecho con el uso que los jefes militares hacían de él.
Tanque Churchill Mk VII. Winston Churchill fue uno de los principales impulsores del desarrollo del tanque, aunque no estuvo satisfecho con el uso que los jefes militares hacían de él.

Por otra parte, también fue uno de los dirigentes que planificó el desastroso desembarco de Gallípoli en los Dardanelos durante la Primera Guerra Mundial, el cual le valió el sobrenombre del "Carnicero de Gallípoli". Cuando el Primer Ministro Asquith quiso formar un gobierno de coalición entre todos los partidos, los conservadores exigieron su degradación en el gabinete. De esta forma es que Churchill ocupó un Ministerio sin cartera como canciller del ducado de Lancaster, renunciado al gobierno posteriormente. Se reintegró al ejército, si bien seguía siendo miembro del Parlamento y sirvió varios meses en el frente occidental. En aquel entonces su segundo en mando fue Archibald Sinclair, quién más tarde sería el líder del Partido Liberal.

 

Regreso al gobierno

En diciembre de 1916, Asquith renunció y fue reemplazado por Lloyd George. Sin embargo, todavía no se consideraba prudente el traer de regreso al gobierno a Churchill. En julio de 1917, Churchill fue nombrado ministro de municiones. Al finalizar la Primera Guerra Mundial, Churchill tenía la doble posición de ministro de guerra y ministro del aire (1919-1921). Durante este período trató de reducir considerablemente el presupuesto militar. Sin embargo, su principal preocupación fue la intervención de los aliados en la Guerra Civil Rusa. Churchill era fuertemente partidario de ello, indicando que la causa de los bolcheviques debía ser estrangulada en su cuna. Se aseguró el aumento y la prolongación de la participación británica en este conflicto, aun cuando existían serias divergencias en el gabinete y una mayoría opuesta en el Parlamento y en la población.

En 1920 cuando las fuerzas británicas se retiraron, Churchill se las arregló para enviar armas a los polacos cuando éstos invadieron Ucrania. En 1921 fue nombrado ministro para las colonias. Fue uno de los firmantes del Tratado Anglo-Irlandés de 1921, el cual estableció el Estado Libre de Irlanda.


Tags: gran guerra, guerra 1914, gallipoli

Comentarios
Escrito por Invitado
Viernes, 11 de julio de 2008 | 9:26
Un gran pol?tico pero un miserable
Escrito por Invitado
Jueves, 31 de julio de 2008 | 21:43
Un cobarde que jugaba con la vida de los dem?s